viernes, 23 de noviembre de 2012

Hoy recordamos el martirio del Padre Miguel Agustín Pro SJ


Hoy recordamos el martirio del Padre Miguel Agustín Pro, SJ.

Nació en Guadalupe, Zacatecas, México, el 13 de enero de 1891.
Murió en la Ciudad de México, el 23 de noviembre de 1927.
Sacerdote, miembro de la Compañía de Jesús, acusado de participar en actos de sabotaje y terrorismo, en el contexto del conflicto Iglesia-Estado que afectó a México entre 1926 y 1929 (la denominada "Guerra Cristera"). Murió, sin juicio alguno ni desahogo de pruebas, junto con su hermano Humberto Pro Juárez, fusilado por un pelotón en una comandancia de la policía de la ciudad de México. Fue beatificado por el Papa Juan Pablo II en 1988


Dotado de un gran sentido del humor, ingenioso para burlar la vigilancia policial en épocas de persecusión y desplegar un gran ministerio y celebrar misas, matrimonios y bautizos a escondidas, le gustaba presentarse a sí mismo con estas palabras: “Soy un zacatecano hablador, sinvergüenza, pelado guarachón que huele a pulque y escupe por el colmillo;… amigo de anarquistas, admirador de las borrachas, patrón de las verduleras, ídolo de las criadas greñudas y mitoteras… Las sirvientas me adoran, los borrachines me tutean, los vendedores me guiñan el ojo y la flor y nata de los pelados guarachones y matones me tienen por su amigo más campechano”.

Hoy nos encomendamos a él, para que su optimismo y entrega nos inspire para dar lo mejor de nosotros a los demás, especialmente a los más necesitados.