viernes, 29 de junio de 2012

Semblanza del Ingeniero Ismael Bárcenas Ríos


Semblanza del Ingeniero Ismael Bárcenas Ríos.

El Ingeniero Bárcenas estudió en la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Zacatecas. Realizó cursos de capacitación en Panamá y en Nueva York. Muchos años de su vida los invirtió trabajando en el Banco Rural, realizando proyectos en diferentes partes del País, especialmente en la zona de la Laguna, en Coahuila. También, ha sido Regidor del Cabildo de Fresnillo y fue Rector de nuestra Alma Mater.


A mediados de los años ochentas, miembros de distintas agrupaciones de servicio, principalmente del Club de Leones Proaño, comenzaron a proponer que en Fresnillo hubiera una Universidad. El proyecto poco a poco se fue gestando. Muchas reuniones, preparativos, trámites, ciertos obstáculos que en su momento parecían insalvables. Por fin, hace 27 años, la Universidad Autónoma de Fresnillo pudo abrir sus puertas. Uno de los principales promotores de este propósito fue el Ingeniero Ismael Bárcenas Ríos.


Algo que hay que destacar de quien hoy los apadrina, es su alto sentido de arraigo, de pertenencia y de lucha. Ser de Fresnillo es algo que nos gusta decir en voz alta a los que aquí crecimos. Una cualidad que es importante resaltar, que mucho nos puede ayudar, a quienes queremos a nuestra tierra, es aprender a imaginar y a innovar el propio destino. La UAF no fue una iniciativa que se impuso de gente de fuera, más bien fue algo que se les arrebató a quienes, en aquel entonces, encabezaban el Gobierno Estatal. Hubo muchas trabas. Y fue por la determinación del Doctor Camacho (que en paz descanse) y del Ingeniero Bárcenas, entre otros y con un gran trabajo en equipo de muchos fresnillenses, que aquello que no existía, surgió en nuestro Mineral. En la actualidad, es común encontrar diversas Instituciones de Educación Superior en la ciudad. La primera fue la UAF. Y no fue una tarea fácil.


La voluntad de tomar la vida en nuestras propias manos, en lo personal o en lo colectivo como ciudad, requiere saber a dónde queremos ir y a qué vamos. Este es un rasgo que distinguió a los fundadores de la UAF. Aprender a dar lo mejor por los demás, por los que vendrán, es un ejemplo de inspiración. Ahora, graduados, ustedes están bien preparados, son competentes en cualquier parte, dentro y fuera de México. La gran invitación es a tomar la estafeta generacional y realizarse en sus vidas, siendo mejores seres humanos para sus familias y amistades, y también, para que sigan transformando con sus ideas e iniciativas a nuestra muy querida Universidad y a nuestro Fresnillo.


Gracias a ustedes, graduados, y les deseamos lo mejor. Gracias a la Universidad, por formar fresnillenses con calidad y excelencia. Gracias al Ingeniero Bárcenas, por haber sembrado este árbol que hoy nos da sombra y da grandes frutos. Gracias Papá, como familia te queremos y admiramos mucho.


Atte.
Ismael Bárcenas Orozco, SJ.
26 de junio de 2012, Torreón, Coah.