lunes, 3 de octubre de 2011

Viaje de terror manejar por Zacatecas

Cada vez son más las víctimas de robo, secuestro y extorsión en las carreteras del sur del Estado REFORMA / Redacción

Zacatecas  (3 octubre 2011).-   Transitar por las carreteras zacatecanas, principalmente las de la zona sur, se ha convertido en un viaje de terror.

Los robos, secuestros y extorsiones de bandas del crimen organizado se han disparado a tal grado que los delitos incluso se presentan en las principales rutas que cruzan la entidad, como la Zacatecas-Durango, la Zacatecas-Jalisco-Aguascalientes, la Zacatecas-San Luis y la Zacatecas-Saltillo.

"Hoy prácticamente la totalidad de las carreteras en Zacatecas son intransitables", afirmó Pedro Padilla, dirigente de la Sección 34 del SNTE, en Zacatecas, que aglutina a casi 20 mil docentes.

Ante el acoso que sufren, denunció el líder magisterial, los maestros evitan lo más posible salir de sus comunidades.

Pero la lista de víctimas va más allá: familias con niños, transportistas, ejidatarios, trabajadores y hasta religiosos (un grupo de diáconos y seminaristas fue asaltado la semana pasada).

Es el caso de Pedro, un duranguense que viajaba con su esposa y sus hijos, de 8 y 4 años, por Zacatecas rumbo a Guadalajara.

En los límites con Jalisco, a plena luz del día, fue interceptado por sicarios.

"¡Bájense todos! ¡Todos, afuera!", aseguró Pedro que les gritaron los criminales justo antes de tenderlos bocabajo en la carretera.

La familia fue despojada de todo lo que traían: desde la camioneta hasta los zapatos. Luego fueron abandonados a su suerte.

Sin embargo, muchas veces la tragedia no queda ahí, pues en algunas denuncias presentadas se reportan torturas, golpes y amenazas.

Desde 2006 a la fecha, el reacomodo de grupos delincuenciales, de Cárteles Unidos, Zetas y del Golfo, ha provocado que en casi cada uno de los 58 municipios de la entidad se hayan presentado enfrentamientos.

En las carreteras que convergen de Zacatecas a las entidades limítrofes de Durango (con presencia predominante del Cártel de Sinaloa), Aguascalientes y Jalisco, los viajeros han sido víctimas de la delincuencia organizada, aunque hay pocas denuncias ante las autoridades.

El Procurador de Justicia de Zacatecas, Arturo Nahle, reconoció la zona sur del Estado como la de mayor problemática por la disputa del territorio, principalmente entre los grupos llamados Cárteles Unidos y Zetas.

"No podemos negar que tenemos una región con problemas, concretamente el sur y que colindan con Jalisco como Teúl de González, Florencia, Atolinga, Trinidad García de la Cadena", explicó.

"Estos municipios forman parte de una ruta que resulta estratégica para los cárteles de la droga que operan en Jalisco y los que operan en Zacatecas y lo que estamos viendo en esta zona es la disputa entre Cárteles Unidos por un lado y los Zetas por el otro, y simultáneamente la guerra que las fuerzas federales sostienen con ambos grupos".

Los municipios duranguenses limítrofes con Zacatecas que más incidentes han registrado son Santa Clara, Cuencamé, Guadalupe Victoria y Vicente Guerrero. En menor medida Poanas y Suchil.

La Fiscalía General de Durango dijo que en lo que va del año apenas hay 15 denuncias por robo y reconoció una cantidad no determinada de asaltos que sólo son denuncias públicas. Del año pasado no tienen estadísticas.

El Gobernador de Zacatecas, Miguel Alonso Reyes, reconoció que la presencia de delincuencia organizada comenzó a acrecentarse en su entidad en 2006, durante el segundo año de gestión de Amalia García.

La violencia en las carreteras que se concentra en las vías que conducen a comunidades zacatecanas cercanas a Aguascalientes, como Loreto, Ojocaliente, Luis Moya, San Pedro Piedra Gorda o la misma Carretera Federal 45, ha provocado una caída de hasta el 50 por ciento en las operaciones comerciales entre las entidades, estimaron empresarios.

De acuerdo con cifras de la Procuraduría General de Justicia de Aguascalientes, en lo que va del año se han iniciado 51 averiguaciones previas por el robo con violencia de los vehículos. De las 51 denuncias, 49 hechos ocurrieron en carreteras de Zacatecas.