sábado, 12 de febrero de 2011

Rolenis Ramos Miranda

Hace tres días me escribía la MariPaz, religiosa de Jesús María, desde la Habana, Cuba. Me platicaba sobre Roleinis y pedía oraciones...

"Bienaventurados los limpios de corazón
porque ellos verán a Dios"


Desde Cuba: Esta bienaventuranza se hace realidad en Rolenis, un muchacho de Mantua, Pinar del Río, Cuba. Desde pequeño sufre distrofia muscular, poco a poco la enfermedad lo dejó sometido a una silla de ruedas.Inmóvil, con los pies doblados.

Nada lo detuvo, fue campéon de ajedrez de su municipio y desde su casa estaba por terminar la Licenciatura en cultura física.

Hoy Rolenis está hospitalizado, la enfermedad le ha impedido recuperarse de una gripa, la cual se ha convertido en neumonía. Su estado físico es grave. Pero su mirada no tiene nada que ver con el sufrimiento de su cuerpo.

Su mirada es la mirada de quien ha puesto toda su confianza en Dios. Hoy Rolenis sufre, su mamá, su papá, su hermanita, su familia, sus amigos también sufrimos; lo queremos acompañar, oramos con él, lloramos junto a su madre que como muchas otras se pregunta porque su hijo tan bueno, tan bondadoso sufre de esa manera. No lo sabemos. No entendemos el dolor del inocente. Pero sabemos que orar es amar y el amor rompe el tiempo y la distancia. Hoy pedimos todas y todos lo que tenemos la suerte de ser mirados por su mirada serena, que oren con nosotros, para que toda su familia y Rolenis se sientan acompañados, sostenidos y en paz.

Fíjense en la playera que trae Rolenis en la foto. Así ha sido para el pueblo de Mantua: un faro encendido, en medio de la incomprensión de la enfermedad. La fe, el amor incondicional a Dios y su bondad son ese faro de luz.

Gracias por su oración...
MariPaz

Desde Cuba: Hoy, sábado 12 de febrero en la mañana, llegó mail de la Habana, que dice:

Mi hermano: Rolenis murió en la madrugada.
Que tristeza siento. Es extraño uno sabe que eso va a pasar, pero cuando pasa...
Murió en paz. Así fue su vida siempre.
En paz.
Está de más decirte que me encomiendo a tus oraciones. Su familia las necesitarán mucho.
Su nombre completo es: Rolenis Ramos Miranda

Hay gente que visita este mundo algunos años y, como el caso de Roleinis, su testimonio y legado llena de luz y esperanza a los que nos quedamos. Su vida no acaba cuando deja de respirar. Su mirada serena nos acompaña siempre, inspira e impulsa al caminar.

Roleinis, tengo la certeza de que ya estás en la casa del Padre Bueno. No te conocí, pero algún día nos encontraremos y sé que nos recibirás con un abrazo.


Desde Cuba: Gracias por la solidaridad con la familia de Rolenis...
gracias porque desde esta pequeña Isla podemos hacernos hermanos, porque Rolenis, de vivir amarrado a una silla de ruedas, así, sin poder movernse con libertad, de pronto, el día de su resurrección rompe cualquier frontera, y llega lejos, a dónde nunca se imaginó...
Gracias...